lunes, 14 de septiembre de 2009

El retorno

A mitad del camino de septiembre, con el olor de la tierra mojada de fondo, reanudo el cultivo de mis jardines y carreteras.

* * *
Terminé junio recomendando una novelle alemana. Comienzo la actividad proponiendo la lectura de tres novelas cortas de Ludwig Tieck editadas por Nórdica en una bellísima edición. Sin duda, la titulada Eckbert el rubio (Der blonde Eckbert, 1797) es la más conocida en España, y de hecho fue editada el año pasado junto a otros Cuentos fantásticos del romanticismo alemán (Valdemar, colección Gótica) con un título menos acertado (El rubio Eckbert). El monte de las runas (Der Runenberg, 1802) y Los elfos (Die Elfen, 1812-16) completan el volumen.
No conocía a Tieck hasta este verano en que mi germanófilo amigo Fran me lo "presentó" a su vuelta de Dresde, una de las ciudades en que este romántico vivió. Agradecido le quedo.

10 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Ya echaba de menos tu blog, Rafael. Relegado por el tiempo a la última posición de la lista actualizada de enlaces, nunca lo eliminé porque sabría que volverías. Tomo nota de la recomendación. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Me alegra tu vuelta, Rafael; ya echaba de menos tus recomendaciones literarias. En verano me pasé por allí pero estabas de vacaciones. Cuando pueda iré a comprar esas novelas.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me alegra que con el fin del verano se reinicie tu blog,llevo dias entrando pensando que ya andarias por aqui, un saludo y siempre atenta a lo que dices y escribes

MABS dijo...

Bienvenido de nuevo, Rafa. Me alegra tenerte de nuevo por aquí para leer y seguir tus recomendaciones literarias y musicales. Fuerte abrazo.

Rafael G. Organvídez dijo...

Gracias a los dos por vuestros comentarios de aliento. La verdad es que, como me dijo una amiga, parece que el mío es un jardín de otoño/invierno. La realidad, sin embargo, es más prosaica: En verano hace mucho calor en mi estudio y me apetece poco estar en él; prefiero leer al aire libre y estar con mis hijas.

Un abrazo doble

Manuel Del Pozo dijo...

Por fin, pensaba que habías decidido clausurar el blog. Bentornato e bentrovato!

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Bienvenido, Rafael. Yo también tengo mi blog un poco abandonado. A ver si me centro un poco.
He estado en la tienda un par de veces, pero no te he visto. A ver si la próxima vez que vaya puedo saludarte.
Un abrazo,

Rafael G. Organvídez dijo...

Anónimo, Miguel Ángel (a ver si nos vemos pronto), Manolo, Andrés:gracias, de verdad. Pienso con modestia que no se pierde nada si no escribo. No vivo de esto, lo hago por entretenerme cuando tengo algo de tiempo y un poco de ganas por las noches. La mayoría de las veces prefiero leer -es cuando puedo- o escuchar música.
De verdad, os agradezco mucho vuestros comentarios.
Un abrazo

Natalia dijo...

Guardaré un puñado de noches para Tieck. Por la cantidad de recomendaciones que me llegan de ti, Rafael ¡Ya me parece tener hipotecadas todas las noches de mi vida! ¿No os gustaría tener un manojito de horas extras cada día para leer? En vez de eso, me la paso recopilando minutos robados sigilosamente... al sueño, a la limpieza, a un amigo, a la vida...

Rafael G. Organvídez dijo...

...A la vida nunca se le roba tiempo si es para leer, Natalia. Leer es vivir.