viernes, 29 de febrero de 2008

Tenebrae

Mañana sábado comienza el Festival de Música Antigua de Sevilla. Desgraciadamente, no podré asistir al concierto inagural en la Iglesia de la Magdalena (las obligaciones laborales me lo impiden). Se trata, para mí, del concierto más atractivo: un monográfico del barroco francés, en concreto, las y 2ª Meditaciones de Charpentier, y la Troisième Leçon du Jeudy y el Miserere de De Lalande interpretados nada menos que por el conjunto Le Poème Harmonique que dirige Vincent Dumestre. La voz solista recae en la soprano Claire Lefilliâtre. (A todos aquellos que quieran disfrutar en más de una ocasión de las Tenebrae de De Lalande les recomiendo el cedé que el mismo conjunto grabó para el sello Alpha en 2002, si no recuerdo mal, y que pueden comprar en cualquier tienda de discos).
Muchos de quienes me conocen saben de mi afición por las lecciones de tinieblas que se cultivaron con igual acierto en Francia y en Italia. Las de Michel-Richard de Lalande están entre mis preferidas. El colorido vocal y la suntuosidad del canto solista las hacen especialmente sublimes. El estilo, grave y exuberante, aúna las tradiciones de ambos países y da como resultado una música íntima y voluptuosa, llena de ornamentaciones, cambios de ritmo y virtuosos melismas.
Del Miserere poco podría decir. Su música es inefable.

1 comentario:

Fran dijo...

Sabes que te sentiré junto a mí cuando las escuche contemplando al Santo Cristo del Calvario. Un abrazo