viernes, 14 de diciembre de 2007

Bálsamo divino

En un día como hoy de 1591 murió, en Úbeda, San Juan de la Cruz.
¡Cómo no acordarse de El mudejarillo de Jiménez Lozano!

Homenaje: lectura en voz alta del Cántico.

Recuerdo: 1991 en la Facultad de Filosofía y Letras de Cádiz. Cuatrocientos años después de la muerte del santo. Charla-coloquio en el aula magna en torno a la figura del poeta. Participaban Domingo Ynduráin, Cristóbal Cuevas y un carmelita cuyo nombre no me viene a la mente. Hacía pocos días que yo había leído la edición de la Poesía de San Juan, ampliamente comentada por el profesor Ynduráin. Como disentía de algunas interpretaciones que hacía de dos o tres pasajes del Cántico, me preparé un par de preguntas para dirigirle en público. Al final, por pudor, no las formulé. Se quedaron anotadas en un papel que guardaba en una carpeta.
Uno de los pasajes a los que me refería está en la cuarta estrofa. Dice así:

"¡O bosques y espesuras
plantadas por la mano del amado!,
¡o prado de verduras
de flores esmaltado!,
dezid si por vosotros ha passado."

Pues bien, el profesor Ynduráin se negaba a reconocer en la naturaleza (los bosques y espesuras) la mano del amado-Dios. Calificaba de pintoresca -si era fruto de la invención del poeta- tal designación, y argumentaba que no se encontraba formalizada en textos bíblicos o patrísticos.

San Agustín (Confesiones X,6,9): "Entonces dije a todas las cosas que por todas partes rodean mis sentidos: Ya que todas vosotras me habéis dicho que no sois mi Dios, decidme por lo menos algo de Él. Y a una sola voz clamaron todas: Él es el que nos ha hecho" .

1 comentario:

ARP dijo...

Mi opinión del profesor Ynduráin (qepd) es bastante pobre; no me explico cómo le daban tanto bombo; quizá porque tenía muy buenas relaciones.
En cambio Cristóbal Cuevas es buen filólogo: sabe de lo que habla.