viernes, 7 de noviembre de 2008

Redel


En Casa del Libro estamos de enhorabuena. El próximo martes a las siete y media presentaremos las memorias de Wyndham Lewis, Estallidos y bombardeos, publicadas por Impedimenta y traducidas por Yolanda Morató.
Lo que viene haciendo Enrique Redel, editor de este exquisito sello, es impagable. Basta echar un vistazo a su catálogo para salir de dudas. Hace pocos días se le concedió el Llibreter (el premio de los libreros catalanes) al libro Botchan, de Natsume Sôseki, editado por él en marzo. Estoy convencido de que mis colegas catalanes han premiado sobre todo la labor extraordinaria de este joven editor que puede presumir, entre otras lindezas, de dar a conocer al escritor Stanislaw Lem a un público no familiarizado con la ciencia ficción. Además, y esto lo sufrimos quienes trabajamos en una librería, nunca le podremos agradecer la mesurada aparición de novedades en un mercado muy saturado. Se lo decía esta misma tarde a Lucía, una vieja compañera de trabajo: los libros de Enrique dan prestigio a las librerías.

1 comentario:

TOMÁS dijo...

Hola, Rafael, gracias por la recomendación y por destacar a este editorial entre tanta novela de paso. Un saludo.
Tomás
http:/7tropicodelamancha.blogspot.com