viernes, 5 de junio de 2009

Vuelve el mito

Y esta vez por culpa del presidente Obama.
Que por pintoresquismo costumbrista uno coquetee con la herencia mora está muy bien, y de hecho ha dado frutos extraordinarios en el arte y la literatura:

Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
-soy de la raza mora, vieja amiga del sol-,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron.
Tengo el alma de nardo del árabe español.
Esto lo decía Manuel Machado en ese gran autorretrato titulado Adelfos, pero es mentira. Los andaluces descendemos de los repobladores que vinieron del norte.
Hablar del mito de la tolerancia de las tres culturas es aburrido y una pérdida de tiempo. Para aquellos apresurados lectores que quieran desengañarse definitivamente de esas falsedades les recomiendo un librito de Sánchez-Albornoz titulado De la Andalucía islámica a la de hoy (Rialp), donde el historiador recogió una serie de artículos que reivindicaban la españolidad de Andalucía en un contexto político en el que muchos andaluces se dejaban seducir por el pasado islámico de nuestra tierra.

7 comentarios:

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Totalmente de acuerdo, Rafael. Lo del Al Andalus tolerante es el resultado de una mirada demasiado complaciente. Pero bueno, Obama ni siquiera sabía de lo que hablaba. Decía Cordoba, en lugar de Córdoba...
Un abrazo,

MABS dijo...

Y si no que se lo digan a Blas Infante, "probesito"

Fernando dijo...

No puedo opinar sobre lo de Andalucía: todo lo que escribas sobre ello será leído con interés por nosotros los paletos de Madrid.

Federico JL descuartizó bien ayer el discurso, en su La mañana.

....

(Rafael, tú que eres tan viejo como yo, ¿este hombre no empieza a recordarte un poquito al querido Jimmy Carter? Por lo del buén rollo, ya sabés)

Rafael G. Organvídez dijo...

Fernando, supongo que querías decir que soy tan joven como tú...
(te lo perdono). En cuanto a Jimmy Carter, pues sí: este mulato va camino de precipitarse en una política poco cauta con algunos países musulmanes. Esperemos que tenga éxito por el bien de todos.
Andrés, que Obama altere la acentuación de las palabras podemos disculparlo. A fin de cuentas no habla español. Peor es lo de nuestro presidente, diciendo "sólidaridad", "vóluntario" y otras perlas.
Saludos

Mery dijo...

De hecho en Andalucía hay muchos apellidos ingleses (Jordan), huella clara de los pobladores enviados por Carlos III a pueblos como La Carlota, La Carolina, etc.Y no sólo ingleses, sino también belgas, alemanes...
Por esas venas corren decenas de nacionalidades, cuánta riqueza.
Un abrazo

Rafael G. Organvídez dijo...

Pero esos apellidos, Mery, entraron -como dices- a partir del XVIII. Por ejemplo, en mi ciudad natal no son infrecuentes apellidos como Terry, Osborne, Williams y otros parecidos que trajeron los ingleses y que en un principio se vinculaban al mundo bodeguero y a una aristocracia local.
La repoblación a la que aludía en mi entrada se refiere a la empezada en el siglo XIII después de la expulsión de los musulmanes.
Un saludo

Mery dijo...

Si, Rafael, ya veo lo que dices.
Mi comentario sería un añadido a posteriori, en todo caso.
Un abrazo